Archivo de la etiqueta: Poema

Poema: ALICIA

Si me toco la frente con un silbo

echo a volar mis pájaros.

(Juan Gelman)

 

 

Respiro alcohol de mis huesos y bebo el rocío de mis venas

te invento amarillo gigante el eco disuelve los rayos

abotono encajes

por si las rosas se escapan mañana.

 

Eclíptica río y toco el ala violeta de tus dedos

muevo anillos

firmo en diamante tus coronarias líneas

bombeo estas sábanas.

 

Como Alicia escapo con sombrero de ala y las olas vomitan flechas

araño molinos helados

y el mar sueña anclas antiguas, mascarones rotos, proas ocultas

renazco esfera para abatir silencios y escalar tus claves.

 

Las cruces

nunca se hicieron solas.

Anuncios

Poema: SOMBRAS

Es verdad que en lo oscuro

hay esta confusión de ojos y hojas.

(Alejandra Pizarnik)

 

Me corté los dedos pero no había sangre

me abrí las muñecas,

tapé mis oídos y el viento golpeó mi espalda: insomnio, amnesia y sueño

latido quebrado.

 

Me doblé infinita en mis ojos mudos,

llévame en tus brazos le dije a las olas.

Encripté sonidos, revolví silencios, me inundé de brisas,

te dejé marchar un día sin noche.

 

Me envolví en el barro, diluí las horas,

enredé mis venas en el agua seca,

te llamé sin grito, rompí mis palabras

caminé fantasma hacia algún desierto.

 

Hoy

amanecen

estrellas.

Poema: DOROTHY

La luz rueda en el mundo

mientras tú ruedas.

(Miguel Hernández)

 

De abrazo cuarteado y labios mudos visto mi traje de pétalos

para que tú me veas, para que tú roces mi espalda de barro y arranques estas costillas.

Olvido porque temo tu ausencia, porque caen las flores y escondo mis ojos,

olvido porque vivo rota cada segundo, cada espacio lo ocupas y bebo el vacío.

 

De beso suicida y manos violetas nievan las luces bajo la almohada

para que tú me veas, para que estos lazos no ahoguen mis lunas.

Escapo porque el cielo me esquiva, porque el lodo me atrapa,

escapo porque solo hay noche desde que te fuiste.

 

De sol, de estrellas disfrazo las horas porque muere el viento,

porque trabo anillos sin candado y pierdo las llaves.

Me ato a tus dedos porque pierdo el pulso, porque llora el agua

y busco mis zapatitos rojos.

Poema

CARME-

Resbala carmesí brillante. Los años la coagularon, pero vuelve a estar viva. Sale el humo de las costillas y es vapor de agua helada. Camina porque las horas siguen. El reguero de labios queda acuchillado y en su cabeza el mar late. A su lado, la línea del horizonte. Siempre en silencio. Siempre voz entre los espinos.

Poema: CRISTALLO

Beso el vacío que me sostiene, las raíces enredadas, los surcos,

tú.

 

 

Beso los dedos acuosos, las palabras que rozan vuelos, los sonidos.

Muero en los pasos rojos, violados pasos cada segundo

y cada segundo un punto muerto, súbito

o súbita muerte esperada, muerte que anuncia duelos

 

 

acaso inventados entre curvas calizas.

Abrazo las espadas, las paredes, los infinitos peldaños.

Se que toco los brazos abiertos, la mirada de agua, los pétalos, el rocío

y la música en mis labios.

Poema: SKYE (o cómo los ángeles insuflan vida a las estrellas)

Puedo afirmar que vivo

porque he aprendido el límite del aire,

lo que se rompe y pierde en el deshielo.

(José Emilio Pacheco)

 

Embebida por abrazos y vuelos

ocultas las claves para despertar

tú, que me has dado cuerda, corazón sostenido,

voz que no es voz y suena con giro desbordado, boca inventada.

 

Un segundo escrito en unas líneas, pentagrama mudo

y el viento y las luces rotas.

Llueve porque no quiero que pare la lluvia,

porque eres, es y sois vida,

 

canales, raíles, círculos, cálculos elípticos.

Mía, tuya y vuestra,

rocas, percusión y cuerdas para no caerse,

para no caerme y romper equilibrios de ojos cerrados.

Poema

Encuentro las líneas que me desbordan,

sin ti, laberinto inmóvil crecen anilladas

como burbujas rotas en una pecera invisible.

Encuentro las raíces violetas y el viento helado,

el tic tac suena porque sueñan los ojos con acequias de sangre,

porque llueven las luces y el mar se ha quedado de noche.

Encuentro plomo en las palabras,

halos escondidos detrás de mis huesos,

acuarelas, rumores silentes.

Y al caer los rayos y beberme las estrellas

igual que en un viaje desterrado

me escondo, me escapo y te busco para inventar las flores.

Poema

Tengo un infierno que estrangula mis costados,

que me corta la garganta, que martillea mis núcleos.

Llueve al revés y beso la sangre para no abrir mis arterias

porque el cielo se me rompe cada día.

 

 

Y cada día levanto y vuelvo a caer, levanto y vuelvo a caer

sin levante que levante mis eclipses, mis claros de luna y este termómetro que hiberna.

El lazo de las olas teje persianas mudas y son tantos los olvidos

que he aprendido a deslatir, a bombear los segundos.

 

 

Y se escapan los segundos y las palabras y las líneas y no supe qué decirte

bajo el suelo duermen las estatuas, hielo rojo, lecho vacío en ánforas sin corona.

Abro los ojos y tus manos  no existen,

desato mis nudos para encontrar tu reflejo multiplicado.

Poema: Licuados

Subes

 

diagonal a mis ojos y los cortas a navaja

 

partes en dos mis dorsales, cóncava camino

 

retaguardia, luces que flanquean líneas

 

sigues mi huella y el techo explota

 

blanco quebrado

 

carmesí gigante

 

me desordenas y acojo el desorden de tus pasos ciegos

 

me inclino

 

el precipicio se tuerce

 

el aire se escora

 

acompañas mis metros

 

alabeamos palabras como jazmines desnudos

 

sin guiones

 

deslizo mis dedos

 

corto tus sonidos

 

y elíptico

 

deshaces los surcos en mi cintura de nieve.

Poema

Me estrangulan las palabras con acento, los hilos invisibles

conectar o desconectarse, virtual y artificial y el sonido

suelo desnudo y flores: simetría oculta.

 

 

 

 

Me enmarañan  las redes sin hilvanes, los ojos entreabiertos

cubrirse o desnudarse, razón y realidad y la marea

hologramas de paso, cuadrados sin vértice.

 

 

 

 

Amanecen los héroes, las princesas con ocho milímetros

disparar es un arte en blancos desordenados

y el alba, medianoche entre agujas de hielo.

 

 

 

 

Caen los soles, estrellas de medio punto

dormir es agua

y la luz, un nudo enredado entre curvas.