Archivo de la categoría: 2017

Poema: CRISTALLO

Beso el vacío que me sostiene, las raíces enredadas, los surcos,

tú.

 

 

Beso los dedos acuosos, las palabras que rozan vuelos, los sonidos.

Muero en los pasos rojos, violados pasos cada segundo

y cada segundo un punto muerto, súbito

o súbita muerte esperada, muerte que anuncia duelos

 

 

acaso inventados entre curvas calizas.

Abrazo las espadas, las paredes, los infinitos peldaños.

Se que toco los brazos abiertos, la mirada de agua, los pétalos, el rocío

y la música en mis labios.

Anuncios

Poema: SKYE (o cómo los ángeles insuflan vida a las estrellas)

Puedo afirmar que vivo

porque he aprendido el límite del aire,

lo que se rompe y pierde en el deshielo.

(José Emilio Pacheco)

 

Embebida por abrazos y vuelos

ocultas las claves para despertar

tú, que me has dado cuerda, corazón sostenido,

voz que no es voz y suena con giro desbordado, boca inventada.

 

Un segundo escrito en unas líneas, pentagrama mudo

y el viento y las luces rotas.

Llueve porque no quiero que pare la lluvia,

porque eres, es y sois vida,

 

canales, raíles, círculos, cálculos elípticos.

Mía, tuya y vuestra,

rocas, percusión y cuerdas para no caerse,

para no caerme y romper equilibrios de ojos cerrados.

Poema

Encuentro las líneas que me desbordan,

sin ti, laberinto inmóvil crecen anilladas

como burbujas rotas en una pecera invisible.

Encuentro las raíces violetas y el viento helado,

el tic tac suena porque sueñan los ojos con acequias de sangre,

porque llueven las luces y el mar se ha quedado de noche.

Encuentro plomo en las palabras,

halos escondidos detrás de mis huesos,

acuarelas, rumores silentes.

Y al caer los rayos y beberme las estrellas

igual que en un viaje desterrado

me escondo, me escapo y te busco para inventar las flores.

Poema

Tengo un infierno que estrangula mis costados,

que me corta la garganta, que martillea mis núcleos.

Llueve al revés y beso la sangre para no abrir mis arterias

porque el cielo se me rompe cada día.

 

 

Y cada día levanto y vuelvo a caer, levanto y vuelvo a caer

sin levante que levante mis eclipses, mis claros de luna y este termómetro que hiberna.

El lazo de las olas teje persianas mudas y son tantos los olvidos

que he aprendido a deslatir, a bombear los segundos.

 

 

Y se escapan los segundos y las palabras y las líneas y no supe qué decirte

bajo el suelo duermen las estatuas, hielo rojo, lecho vacío en ánforas sin corona.

Abro los ojos y tus manos  no existen,

desato mis nudos para encontrar tu reflejo multiplicado.

Poema: SOLO

Solo quedó una imagen en mis sienes

solo reflejos doblados, solo la tierra

solo un revólver y un filo de navaja.

 

 

Sigo

con el suelo en mis talones, las balas en mi cabeza,

sigo

con la mirada lluvia envuelta entre los rayos,

sigo

no hay retorno al silencio, ni caminos lineales.

 

 

 

Solo la luz,

solo el presente,

solo las palabras.