Archivo de la categoría: 2015

Poema: TÚ

Esta anemia mayúscula silencia esta mímesis estas lágrimas leves este letargo

muero con la lluvia que levanta esta caligrafía inútil y no me libro del calibre de estas paredes mistrales

resplandores y el mar cloroformo y duelo y duelen las jeringas entre algodones y sal desterrada

se alquilan labios y sangre que sangre y plumas que escriban Je t’aime

y no llorar más no confundirme más no crucificarme ni enmarañarme ni decir rojo a las olas

escojo la aleteada risa los parasoles mudos el oro líquido y el vino

compartir y partirme y brindar cada segundo cada secuencia sin que suenen las alarmas

el sol nunca tuvo agujas como los sueños nunca fueron eternos ¡oh! Humphrey

rosas y navajas para calmar mis pasos luces en la penumbra que desvela abismos

brisas sin prisa y manos y dedos enraizados sin límites huesos entre huesos y desgastar las noches

y los días amarillos días desnudos y libarnos las bocas y los acentos desvirtuarnos ser un solo skyline

ruedo kilómetros sin horas parajes desiertos y de pronto estrellas alguien brilla

Anuncios

Poema: BE(R)SOS A UN DESCONOCIDO ULISES

…un aire, un aire nuevo,

no para respirarlo

sino para vivirlo.

(Gonzalo Rojas)

 

Ajena a sonidos y cuarzos rosados

bifurco horizontes al mar que anochece

y me lees desde lejos con rendijas deshojadas

y el suelo entre naranjos dice

que tus horas son vigilia entre sábanas azul mercurio.
Pero yo no soy Penélope.

Poema: OCASO (O EL TÍTULO ESCONDIDO)

Otra vez los cristales y el mar arrebolado y las gotas estrelladas

voz y eco y las franjas azules y naranjas y rojo que se esconde en los arcos

y no ser círculo y no ser y mi triángulo cuerda y ceniza.

Otra vez suturar los labios y coser las arterias y no ver púrpura ni ámbar ni retornada ola

mar silencio en tus palabras y entre líneas tú vuelo y cadencia

y mis besos equivocados y estas líneas cerradas que no sangran y se parten.

Otra vez andar sin caminos arrancar la hierba dormir el hielo de los topacios

seda y eclipse y luna tú horizonte líquido música entre flores reloj de arena

y esta espina dorsal sin dorso ni anverso letras desdobladas raíles mudos.

Otra vez yo.

Otra vez.

Otra.

Poema: INFIERNO

La noche no es más que noche. No la conozco ya.

(Odysseas Elytis)

Frío al borde de mis bordes insoportable frío acuchillada

las horas son machetes relojes de arena rotos ventanas opacas violetas cuerpo diluído

mis versos sin tinta ni agua ni arena ni suelo ni cruces donde clavarme

abofeteo mi efigie estela funeraria me emboco a cremalleras

no abrir no hablar hundirme ocultarme desaparecer esnifarme y al fin el fin

este reguero estos interrogantes y estos poros que se cierran

arden las no sílabas las no palabras la no frases los no hechos

en el día nada en las noches nada y en las sábanas incrustado polvo de estrellas puntas desvestidas

no dormir

solo el luto me preside y la música baila mi funeral desierto rueca desbrujulada

nadie al otro lado nadie firmamento nulo rumor desmantelado

me acosan los hielos crecen estalagmitas en mi garganta indefenso muro

ausente entre las vigas de un palacio fantasma vuelves terciopelo y ceniza

tú y no se si mis tobillos pueden ya escalarte.

Poema: PENUMBRA

Amanece de noche y me secuestran las alas polvorientas. No es luna, sino rayo que se hunde. Estos

huecos submarinos vuelan. Estás. Sin formas ni pentagramas, con notas sin cordales envueltas en

oropeles y agua y roca y navaja en mis pies plateados.

Como un signo de Caín crucifico mis ojos, doy la vuelta y la escena es solo una primera pared. El

río me traspasa y las hojas mecen mis manos, mis labios se mueven, la máscara cae al vacío

Fuera de campo y estas hebillas que rugen y este limbo errático desaparece. Soy calavera y

reflejo y las luces anuncian mi voz enterrada.

Floto y la arboleda acarica el ocaso. Llueve y las ramas perforan mi cuerpo. Tormenta y nenúfar,

suplicio y altar, Gólgota y primera pared. Porque soy lo que quieras y lo que quiero.

Poema: AGUA QUEBRADA

¡Cómo te deslizas por mi cabeza de arañas
y arrancas serpientes y crecen las flores
marchitas la lluvia y acunas el suelo
y crecen diamantes con piedras azules!
¡Y cómo este sol que raya mis uñas cuartea mis ojos vacíos y helados!
Y tú que te hilvanas en puntos y cruces y yo que me enredo entre hilos de seda.
Otra vez no te miro sin querer mirarte te veo sin querer verte
y sangre mucha sangre demasiada sangre y grito y no puedo decir sí
y es sí y es no pero hay tormenta granate y oro para mis palabras
que te buscan sin querer buscarte que te cuentan sin querer decirte
pero el mar es estrecho y la espuma vomita hojas sin nombre.
Otra vez guillotina y pondrás un ascensor para este eterno cadalso
y este vientre volteado y estas piernas y estos tobillos
y esta nada que soy ahora.
Pero tú eres pétalo
y jazmín
y escultura inacabada
y vainilla en mis labios
y banda sonora para estas líneas.

Poema: —

yo sé,
yo sé y tú sabes…
(Paul Celan)

Crujen amapolas en las aceras y no las veo
un millón de hielos dilatados explotan
precipito elipses tú no no no tú y yo no
no hay nosotros era
qué fue de los cristales proyectados de los títulos de crédito de los fundidos en negro
de todos estos encajes y vaivenes de estos confusos fluidos.

 

Se me ha quebrado el principio entre redes rejas celosías mudas

el insomnio no lo curan los segundos

este disco cereza empantana lágrimas en callada grito sin cuerdas naufrago versos me bebo el sonido desheredado
me has partido a golpes las meninges y este perfil desvestido y roto
busca voladizos donde acunar diamantes
el vino de los dioses no calma las histerias.

 

Arranco el aire de mis tibias
se me obtura
tu acento radial equidistante núcleo
tangente el hilo que explota válvulas mis labios sólo conocen
signos furtivos sorgo destilado dientes sin mordedura
y estas páginas en blanco ya son parte de la historia.

Poema: —

Sucede que los témpanos perforan mi garganta

que se me nieblan los ojos
que las palabras se doblan se cuartean se evaporan y siego margaritas por no cortar mis tobillos
que este nombre silabeado me ahorca el aire
que un punto y aparte desborda este asma.

 

Sucede que ovulo imágenes y pierdo espejos
que eyaculo sintagmas y no sirven no hay nada
que no hay retorno ni billete de ida vuelvo al principio
que mis manos no dicen y mis dientes son humo polvo enlatado
que muerdo el azahar de esta ruleta rusa.

Sucede que soy un perfecto error estrellado un destello filoso un interrogante ciego
que estás que eres y existes adormidera veneno condensación narcótico
que sumas el eco horizonte diluido tú múltiple y diverso y procreador y desdoblado
el sol se ha quedado sin agujas y yo soy tú y él y ella y nosotros
aunque hay reflejos que no pueden decirse.

Poema: —

Bóvedas y cúpulas para tus silencios
tú que persigues vientos contrariados contrario inverso suelo líquido
yo a travieso  arenas movedizas
traviesa y paralela en anverso y reverso de tus ojos haz comunicante
siempre hilván curva y costura y en tus manos vaporosa arcilla
mañana es tarde y los paraguas no disparan lluvia
los rincones esconden infinitos las penumbras ondean páginas para que tú
no digas
no hables
Se retuercen mis renglones y no quiero ciénagas ni máscaras ni círculos concéntricos ni bailes ciegos sin danza ni música abolida. Busco luces,cóncava violo el aire y desgajo el tiempo, me asomo a los cauces, buceo en las fosas y respiro polvo, el humo corta mis muñecas, abotono destellos porque las sombras me inundan, me alimento de cenizas, duermo con los segundos que gotean, con los dedos de barro que tuve en algún lugar que ya no existe porque tú sólo envuelves pedestales vacíos.