Archivo de la categoría: 2014

Poema: A-REBATO-S

Vagamente vislumbro una luz en el bosque
y no se trata aquí de dar más detalles
ante lo imprevisible
(Juan Carlos Mestre)

Trago la droga del silencio;
giro lentamente.
(Tomas Transtömer)

Me arrebato en densidades opacas nimio juego jugador solitario poliédrico infinito
clausuro estos hábitos desposeída vestal débil rechazo de torsiones cíclicas
cómo abrigas muros mapas desorientados cómo luces reverberación pinchos infectos
cómo limitas rutas magnetizadas ondas tornados huracanes espiral irreversible.

Descuadrar es un arte y tú matrícula de honor tijeras en mano los círculos nunca fueron redondos
exhibir mudeces es mostrar palabras múltiple armería matices intensos tú deslumbras y confundes
merodeas y sumerges elásticas salivas para mostrar polípticos das cuerda a los iris rompes los lóbulos
enigmas como un charco en día de girasoles y los huecos cambian sentidos “si es que lo-s(h)abía”.

Las acículas se balancean declive yugular con caída de tensiones –el beso jamás es versado-
sitiadas las esquinas el arco sumerge descensos las flechas esperan combate sin error posible
las leyes se inclinan sangre en los costados belfos arrancan tejidos agujas recogen lágrimas
me arrebato y compongo música sin pentagramas espesas oquedades elipsis de ida no return.

No
pueden
llover
incisivos.

Anuncios

Poema: DES-A(R)MADA

hay un mar. hay la luz.
hay sombras. hay un rostro.
(Alejandra Pizarnik)

Molino de tormento
Molino de salvamento
(Vicente Huidobro)

Estas ramas se retuercen la quietud de las esquirlas me consume
yo secciono estos párpados libro sin solapas alguien lee mis ojos sin que yo lo sepa
quiero no ver-te oigo y no escucho sólo allure y tormenta y ciclón y escondite
y esta púrpura vendada desde los pies hasta el cuello.

Oxígeno goteo en reserva tantos pétalos fonéticos roturan surcos
estas curvas enrejadas gritan en mi cintura lloran en mi espalda el brillo de tus cuerdas
aguacero y el índice en la boca el otro lado queda muy lejano
no crece la hierba entre nubes opacas no crece el suelo sin plantas que caminen.

Descanso mis manos al borde de tu nuca dibujarla es amputar mis falanges navajas en mis tímpanos
y azoto mi frente me acribillo en tus destellos yo orbicular de ti desguarecida
urgencia de erre-ce-pe ausente sin respuesta Glasgow bajo mínimos
estos pulsos se agotan transfusión denegada.

Yo
abisal de mi
anudada
despierto para ver el vacío
escindida
despierto para anular anulares de manos paralelas
desnuda
despierto para despejar estas incógnitas de pares desencajados y.

Poema: DESANALOGÍAS

No soy yo quien escribe estas palabras huérfanas.
(Oliverio Girondo)

¿Quién eres tú
que extrañamente soy yo?
(Hélène Cixous)

Abandoné a Cenicienta una medianoche sin zapatos:
se ven mejor las palabras desde las alturas
ni definitiva –como dijo Borges- ni heráclita yo abrazo y fosa común o no depende
giro en exceso de voces de hechos sin voces o voces sin hechos
-maldigo a la pluma que escapa a mis manos-.

Una sola indiscutible y única en dientes de cremallera
te busco esquiva y delirante efímera sin mitad compartida egolátrica TÚ siempre en otro sitio
y yo contigo y sin mi esta física y química muda delatadora
escribes porque el silencio te rompe aunque las frases son nada
jirón y cuenta nueva ¿acaso ELLA va a recoger mis retazos?.

No hay tinta diastólica ni puedo inventarte ya lo hicieron otros aunque nadie
te ha resuelto
antifaz trinchera sombra desdoblada espectro múltiple fantasma a deshoras

y yo besificada sin labios versificada en manos de nadie indefinida.

A bordo de versiones originales tan mía que el préstamo insulta mis estrofas
no se cuándo me dejarás definirte o definirme o desmembrarte

palabra perfecta
ya no puedes salvarme ni ellos tampoco.

Poema: FILAMENTOS

Subo a pedir aire a gritos a las cumbres; el cielo
está más bajo que la tierra.
(Gonzalo Rojas)

Economía
de venas, de piel que busca tacto
y halla aire.
(Olvido García Valdés)

Se me han azulado los golpes y el filo tantas veces sediento
se ha oxidado
se ha abatido
se ha roto en las entretelas sin antídoto posible: no hay sustancia que calme las paredes devastadas.

Escupo y es magma coágulos enquistados cieno cadavéricas uñas
que apalean
que acuchillan
que desollan
no sirven las transfusiones turbulentas linfática espadaña pron(h)ombrada metonímica.

Esta neumonía me parte los pulmones me oprime el aire estancando
que se se escapa
que se evapora
laberinta mi tráquea convulsión desterrado vómito puñal alcoba muda.

Precipito el humo y no se cómo perforar palabras
cómo taladrar silencios cómo decir sin disparos cómo desnudar tu n(h)ombre
cómo atravesar tinieblas cómo hablar sin alianzas cómo inhalar hermetismos
cómo excavar semánticas de válvulas prohibidas sin daños colaterales
cómo.

Poema: S-IN-CLEMENCIA-S

Ser es un fui que un no soy yo contempla.
(Carlos Marzal)

…y me arranco los ojos
henchidos de mentiras y apariencias.
(Octavio Paz)

Ese murmullo ese licor acidulado que empantana celdas
que encenaga el lecho de las rosas mustias los rincones hediondos los besos desfigurados.
Ese edificio de agujas y de aguas inertes nichos bastardos pieles acartonadas
motín y gusanos que buscan alimento
y los pétalos y los labios
estanques sin fondo y rojo y cielo escarlata y cuchillos y soles que asesinan.

Ese silencio rimado adrenalinas alfileres abiertos y raspar secuencias
semillas acidez arenosa junquea viento sur inundado insuficiente esta ROMA invertida
este remo estático esta rama inclinada hacia
peristilo bucle corola líquido materno
y los pétalos y los labios
desvirtuada catarsis y esa imagen licuación inviable aritmética.

Ese despertar invisibles sábanas tanta viscosidad sin significante ni significado
no sirve el eco de esta baraja de póker donde se ocultan las cartas
y los haces y los enveses líneas y océano y penumbra La Tierra gira en un solo sentido
ataúdes a cuestas perversión soliloquios ángeles desnudos
y los pétalos y los labios
detenidos polisémicos y esta ecuación interminable íncógnita.

 

Poema: PAREADOS

Y creó Dios al hombre a su imagen y semejanza. Varón y hembra los creó.
Y los bendijo Dios diciendo:
creced, multiplicaos, llenad la tierra y sometedla…
(Génesis. 1,27-29)

Como espejos atravesados y diluidos sumar y añadir
las sombras descuadradas de nuestra propia sombra
ni rozar ni tocar ni imaginar siquiera círculos rojo sobre negro expandir el aire
desmadejar ovillos deslizar las manos danza y mercurio hielos magnéticos
no hablar sí descubrir los encajes labiados óvalos en reposo luz encendido lento.

Prolongar y atrapar las miradas destapar desvelar beberse los labios
esconder silencios relojes mudos turbarse rotar al vacío densidad neblina
llover dudosas pestañas abanicos callados unir las dactilares respirar encoger los huecos
alabearse enrojecer trazar los espacios dibujar cercanías ensamblar palabras
calibar bombeos destejerse deshilvanarse eclipsar los confines.

Y al fin estrépito de pliegues y curvas y doblarse las corvas los isquiones las falanges
recorrer los abismos desordenar los vértigos envolverse y fluir estallar marejadas
desangrar los termómetros eclosionarnos aspirar sonidos sumergirnos desposeernos desembocarnos
dentellearnos engullirnos roturarnos arrasar isósceles y trapecios deshacer los soportes centrifugarnos:
SER UNO.

Poema: DIVERTIM(I)ENTO

Veré subir tu rostro entre el oleaje de las sombras.
(Juan Gelman)

A esta agotada jaculatoria juego ojos y lenguaje gelidez gemela
jamás juraste giros inesperados jornadas jaleosas juntos o separada-mente
besos enrejados gemidos y gerundios jugos gestaciones ovuladas gustosa guarida
crujir a jirones germinar ajustes encajar geografías juntar agitaciones ejecutarnos.

Amordazas anverso y reverso enredada rueda reprimido roce a la raíz rostro rocío
hieres páramos atraviesas pronombres desa(r)mas
donde el río sangriento no rompe el rencor horada rumores ralentís rodados
tú siempre cerebro y cerebelo y bulbo raquídeo.

Ruedos y ruidos sin rima sin cuarteto oral y pura atraco corazones para revolver a mano armada
be(r)so plurales pierdo amordazada me ahorco en morfina para atra(b)esar la muerte
para arrancar máscaras encaramarme a vosotros gritar fusilar amortajar sensores
los rincones pertenecen a los cobardes los altares riesgo peligro ruego sin respuesta.

A este disparo le exijo rompeolas de primera amoratadas páginas pleamar y heroína agitados recovecos
un prólogo desgajado ejes asimétricos palabras flujos y reflujos tormentas
encordar respiraciones maniatar las gramáticas agotar los resuellos
aunque se parta mi esternón y las agujas arrasen este centro destejido.

Poema: NORDESTE

Tu nombre en mi nombre.
…………..
El uno en el otro.
Sin nombres.
(Octavio Paz)
Y se está bien caminando a tu lado en cualquier dirección, del lado de la tierra.
(Enrique Lihn)

Viniste con los alisios y eres luz de nordeste
yesca y coso tus pasos para amordaz-arte rueca contínua contramarcha
pertenecerte es solo un olvido y sola estoy en ti glacial desordenado núcleo
acaparas los naufragios de mis pies inconscientes páramos hacia el barro remotas barreras sin sílabas.

Hundo en ti todos los números todas las interrogaciones estas mareas plenilúnicas
y emerges enredado transparente y eléctrico alta tensión para huellas borrosas
modelas estos arcos contínua lucha hacia la nada a la conquista de nada invertido horizonte
acunas mis carótidas autopistas que giran a los que no tienen nombre vanidosas presencias
inodoro goteo Alicia ya no existen equiláteros.

Me enseñas molinos de viento donde solo veo gigantes y no hay gigante que merezca tus molinos
dibujas tornados me sostienen tus labiales parasol manuscrito oculto cuaderno trenzado
conduces la tinta mi presente objetivo estas pulsiones desorden Montmatre gira en la place du Tertre
alimentas voces a estos instintos antítesis de ida y vuelta vocales descordadas témpanos a la deriva
y siempre conmigo inviolable presencia lápida y cuna agua centro pedestal paraíso y bajos fondos.

Poema: IMPARES

Anoche te he tocado y te he sentido
sin que mi mano huyera más allá de mi mano
(Juan Gelman)

Todo es nunca para siempre en esta vida.
(José Emilio Pacheco)

Let’s become strangers again.
(D.H. Lawrence a B. Russell)

He despiezado las lindes de tus barreras el orvallado eco la lluvia agostada
las doce o la cuna blanca de los que no han despertado noche violada inmutable noche mercurio
contigo los lobos se han olvidado de su boca contigo las ángulos han sido falsa geometría.

He profanado aristas he destrozado enchufes vanos cortacircuitos he arrancado los meandros y he anudado mis escápulas
he excavado los resquicios tu nombre impar las células agonizantes he transpirado micras
esta oscilación térmica ha agotado mis lóbulos ha adelgazado arteriolas ha oprimido las ramas de mis fosas nasales.

Contusionada he vuelto a vosotros pares en mi impar desafío tierra y agua estas femorales han sido coágulos fragmentados
y-o con o sin apuesta partida lienzo vacío arquitectura adulterada Rodin nunca fue inventor de besos
Doisneau hizo un artificio de lo único Dalí dibujó erotismos imposibles ojos subrayados tiempo inexistente.

Ha cambiado la brújula y es 4 de agosto y llueves sobre estos poros termostato amarillo infierno girasol nocturno
dislocas tendones colocas grietas donde ha habido tornados astillas erróneas vapor musgo efímero
otra vez curvas líneas cortadas y filmas color y blanco y negro en este Ars amandi.

Poema: SESIÓN CONTÍNUA

Un nacimiento oscuro, sin orillas
nace en la noche de verano.
(Octavio Paz)

… ¡Cuán lleno de flores
estaba el mundo ese verano!
Los aires y las formas muriendo.
(A. Rimbaud)

Nevaba viento en el cine de verano sillas de madera The green leaves of summer
manos vaporosas enlazadas en el asiento de atrás risas
después el campo la tierra desnuda las entrañas de un cielo siempre eclipsado
resplandores furtivos incisivos entreabiertos y las manos los dedales ocultos las muñecas el roce
James cabalgaba blanco y negro disparos carruaje de vuelta.

El agua aventura corriente en la arena y los índices los corazones los anulares
esos meñiques dudosos pensamiento blanco enlace tenue nebulosa bucles corredizos pómulos in crescendo
póker entre ramas giros enchufes cableados frases nunca dichas labios sin oriente
y levantaste mi vuelo en un tiovivo encaje elástico piel primera anaranjada más tarde
incendios un veintitrés de agosto sin retorno al origen.

Aspirábamos molinos y cinturas dermis imanes ambos Monty héroe en un Río Rojo filamentos invisibles
transpirábamos manzanas tantas incisiones ciegas y caíamos desbocados y se oía un revólver
la tierra era más grande ausentes nosotros fotogramas nublados tormenta pasajera abanicos sin hojas arboleda difusa
sólo luciérnagas los primeros pasos techo abierto pulsaciones en simetría hilos pareados lucha
otoño y Gary se fue solo ante el peligro y sola aprendí a arrancar las flores y a morder los azares.