Archivo de la categoría: ARCHIVO

Poema

Encuentro las líneas que me desbordan,

sin ti, laberinto inmóvil crecen anilladas

como burbujas rotas en una pecera invisible.

Encuentro las raíces violetas y el viento helado,

el tic tac suena porque sueñan los ojos con acequias de sangre,

porque llueven las luces y el mar se ha quedado de noche.

Encuentro plomo en las palabras,

halos escondidos detrás de mis huesos,

acuarelas, rumores silentes.

Y al caer los rayos y beberme las estrellas

igual que en un viaje desterrado

me escondo, me escapo y te busco para inventar las flores.

Poema

Tengo un infierno que estrangula mis costados,

que me corta la garganta, que martillea mis núcleos.

Llueve al revés y beso la sangre para no abrir mis arterias

porque el cielo se me rompe cada día.

 

 

Y cada día levanto y vuelvo a caer, levanto y vuelvo a caer

sin levante que levante mis eclipses, mis claros de luna y este termómetro que hiberna.

El lazo de las olas teje persianas mudas y son tantos los olvidos

que he aprendido a deslatir, a bombear los segundos.

 

 

Y se escapan los segundos y las palabras y las líneas y no supe qué decirte

bajo el suelo duermen las estatuas, hielo rojo, lecho vacío en ánforas sin corona.

Abro los ojos y tus manos  no existen,

desato mis nudos para encontrar tu reflejo multiplicado.

Poema: SOLO

Solo quedó una imagen en mis sienes

solo reflejos doblados, solo la tierra

solo un revólver y un filo de navaja.

 

 

Sigo

con el suelo en mis talones, las balas en mi cabeza,

sigo

con la mirada lluvia envuelta entre los rayos,

sigo

no hay retorno al silencio, ni caminos lineales.

 

 

 

Solo la luz,

solo el presente,

solo las palabras.

Poema: Licuados

Subes

 

diagonal a mis ojos y los cortas a navaja

 

partes en dos mis dorsales, cóncava camino

 

retaguardia, luces que flanquean líneas

 

sigues mi huella y el techo explota

 

blanco quebrado

 

carmesí gigante

 

me desordenas y acojo el desorden de tus pasos ciegos

 

me inclino

 

el precipicio se tuerce

 

el aire se escora

 

acompañas mis metros

 

alabeamos palabras como jazmines desnudos

 

sin guiones

 

deslizo mis dedos

 

corto tus sonidos

 

y elíptico

 

deshaces los surcos en mi cintura de nieve.

Poema

Me estrangulan las palabras con acento, los hilos invisibles

conectar o desconectarse, virtual y artificial y el sonido

suelo desnudo y flores: simetría oculta.

 

 

 

 

Me enmarañan  las redes sin hilvanes, los ojos entreabiertos

cubrirse o desnudarse, razón y realidad y la marea

hologramas de paso, cuadrados sin vértice.

 

 

 

 

Amanecen los héroes, las princesas con ocho milímetros

disparar es un arte en blancos desordenados

y el alba, medianoche entre agujas de hielo.

 

 

 

 

Caen los soles, estrellas de medio punto

dormir es agua

y la luz, un nudo enredado entre curvas.

Poema

Partir, quedar, querer. Dejar

de querer.

(Chantal Maillard).

Elevar la potencia al máximo exponente, pisar a fondo un A 8

 

para deslizarse en curvas de ciento ochenta grados

 

gravitar común denominador, matemática definida: oscilación de gradiente.

 

 

 

Los cables suturan vueltas de campana

 

en sus lazos herida es violar pulmones, estallar femorales, cortar las carótidas

 

y yugular los besos porque falta la tierra.

 

 

 

Muevo hilos como falsa arquitectura, imagen y velo o vuelo, carmesí volátil

 

hago puentes subterráneos, elevo a infinito, desencaje alineado

 

dibujo esquirlas, roturo mi garganta y bebo imágenes como sangre a la espera.

 

 

 

Respiro notas y horizontal la lluvia, despierta reflejos, diamantes labiados

 

busco códigos en las libélulas, en pájaros de noche,  inconexas alas

 

y las copas bailan un metraje mudo, un fundido lento.

 

 

 

 

 

 

Poema

Con quién se comunican los

espejos comunicantes?

(Óscar Hahn)

 

 

 

Este soplo gatea mis oídos como rumor de almendros

como humo estrellado que de luna ilumina mañanas

como ecuación y una sola incógnita.

 

 

Juego sola y los cristales beben tinta, devuelven ocaso disuelto

artificio y fuego paisaje desnudo

soliloquio fantasma, amanecer embebido de azogue.

 

 

Este viento batea mis pestañas

como renglones quebrados que de soles parten las horas

algoritmo insoluble, atardecer, autopista abierta.

 

 

Navego líneas y las olas vuelven lentas, trazado seguro

espejo que bordea espejo

tú, paso firme entre las aguas.

Poema: Doble azul

en el telar de mis costillas

un vago beso alza su llave sin puerta.

(Juan Gelman)

Otra vez el azul o el doble azul multiplicado de espejos

enredarse

o ponerse un revólver en las sienes o inocularse morfina

prender las agujas deshilvanadas y abrazarse a la tierra y morder el flujo amniótico.

 

 

Romper los tubos y los turbos, beberse el combustible

mover el terciopelo rojo y envolver las rosas

porque las margaritas vuelan codificadas

tornasolarse en /la/ arena.

 

 

Segundos sin precio porque no hay navaja que corte tanto como el propio latido

no hay hoguera que al sol pueda parecerse, ni tocar sus rayos

BesARTE y besarle y versar burbujas como pasos ciegos

y no verte y no verle y enumerar pirámides igual que contar sin números

Poema

 

 

 

El agua se hizo sangre con la tierra almidonada

 

en sus ojos púrpura, granate, cereza, rojo rubí.

 

Se unió el dorado con música líquida y bebimos deseos,

 

viajamos los líquidos, los sólidos y las espumas

 

desde mencía hasta tempranillo, cabernet sauvignon, algún chacolí de paso

 

y hacia el este pinot noir, sol sin ribete, autopista bobal

 

y monastrell, cuerpo mediterráneo y saltar a las islas, chardonnay de frutas y el sol.

 

Envolvimos violáceos y turquesas sin nombre, chocaron las copas

 

y rompimos cristales, el pasado llovió y se hizo presente para cultivar futuros.

 

Porque llora la tierra

 

cada año llora la tierra para que tú y yo brindemos

 

y seamos principio, camino y final sin más copas rotas.

Poema

Golpean las orquídeas gotas de sangre

las rocas parten rayos y soles y lunas de agosto

las mareas crecen

llora el viento y las uvas

no son ira

solo labios y puntos suspensivos.

Toco el suelo tanta tierra y tanta agua: ESTÁ

enarbolado de púrpura

confesado rojo

diluído espejo:

ES.

Noches y brillo y el mar

solo reflejo la voz levante y poniente levante y poniente

y arena puñal y arena cuchillo y arena

espada y arena marino sin azul eco azulado eco sin eco

voz sin respuesta

y él está y es y dibuja barcos donde solo hay espuma.

Golpean las orquídeas y los latidos

y él con ellos.