Archivos Mensuales: enero 2016

Poema: RESILIENCIA

Capacidad de sobreponerse a la adversidad

y acontecimientos traumáticos.

A vueltas con estos plazos estos simulacros estas eternidades vacías

ni espadas ni velas ni luz que me parta en dos o en incontables trozos

dónde estás que mis molinos se rompen y el aire es demasiado frío demasiado digo

gelidez absoluta colgada en estos párpados caracolas oleaje siniestro

vano sonido no hay locura tapo las heridas y Trevi se vuelve roja lacrimales al infierno

nos despidieron los bosques quizá el Mediterráneo su luz turbadora con el frío en mis costillas

igual esos valles hoy desnudos y los pétalos caídos tantos años

cómo no extrañarte como extraño esta aliteración las burbujas caen no se levantan

paso a paso un cuerpo nunca sirvió a mis intenciones las huellas se deshacen

permanezco aunque respiro poco a poco hay rayos que alivian penumbras

el sol es más intenso que cualquier réquiem y el océano más grande que cualquier tormenta

camino continúo avanzo quizá esta primavera florezcan amaneceres.

Artículo: Santiago Castelo, poemas de la consumación

LUIS MARÍA ANSON, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA  | 08/01/2016

Luis María Anson

-“Su cáncer ha hecho metástasis y, profundamente conmocionado, me siento en el deber de comunicarle que le quedan pocas semanas de vida”- le dijo el médico.

Y Santiago Castelo, compañero del alma, compañero, tomó la pluma y comenzó a escribir los versos de la consumación, Aleixandre al fondo: “Sonó la palabra. Seca y profunda como un disparo. Y todo se volvió blanco”. Las rodillas se le quedaron sin nervios, las manos desmayadas y en la memoria toda la vida cruzó en un instante. Así abre Santiago Castelo su libro La sentencia en el que desgrana en turbadores versos los últimos días de su vida…

LEER ARTÍCULO

Poema

Me arranqué la piel hasta decir basta

y luché por romper estas redes turbia y separada de ti

mi segunda persona mi otro mi única válvula mi principio

me vertebré para oírte la sordera me dejó sin ojos ni escuché pupilas ni vi sonidos

me hablabas

yo eclipse de mi propio eclipse yo agotada de mi y mis pentagramas ciegos

nacimiento  cascada  río  mar  mapamundi  esencia  sueño paz

mi núcleo se ha destripado no distingo barcos pierdo horizontes me evaporo

y se me han muerto los sauces  este mal de altura encharca mi cabeza

estoy huérfana desnuda mutilada desvalida inconexa

porque solo tú tenías el aire y las líneas de mis manos.

Música: YOU WERE ALWAYS ON MY MIND

You were always on my mind

Elvis Presley grabaría  la canción el 29 de marzo de 1972. La canción es un lamento por todas las cosas que no hacemos con la persona amada y que son tan evidentes cuando nos abandona, esa dedicación, esa atención, esa caricia, ese te quiero que no encontraba momento para decirse. Ahora se pide una segunda oportunidad porque sin ese amor se está perdido, porque tu amante siempre está en tu mente y tú deseas estar en la suya.

Para escuchar la canción pincha aquí.