Archivos Mensuales: diciembre 2013

Poema: DESCONEXIONES

Manhattan lejano con charcos oscuros en el Metropolitan,
Queensboro y una soga al cuello:
aguas como espejos invertidos hacia la noche,
bruma, flores de loto en las yugulares a las seis de la mañana,
viento arañado, catabático, suicida,
luces sin voltaje, alrededor el cieno,
rojo, nunca tan rojo en las espumas,
nunca tan turbio en los latidos
sudario de esas palabras para un astro sin equipaje,
capilares, venas, intersecciones sin líneas,
manos de plomo y párpados muertos
y vacío y horas y horas y horas, las mismas agujas quietas de los relojes blandos,
sílabas violetas y orquídeas en penumbra,
sobre el puente de Brooklyn,
un grito asesinado, barro y sangre,
oscuridad entre los motores sin alma.

Anuncios

Cine: METRÓPOLIS

Metropolis

Obra maestra del cine y película capital del expresionismo alemán, dirigida por Friz Lang en 1927, se trata de una visión apocalíptica de la sociedad del futuro.

Metrópolis es una de las pocas películas consideradas Memoria del Mundo por la Unesco (otros son los documentales de los hermanos Lumière, Los olvidados, dirigida por Luis Buñuel en 1950 y El mago de Oz de Victor Fleming de 1939). Fue la primera en poseer esta categoría, amparada en la ingeniosa encarnación de toda la sociedad y la profundidad de su contenido humano y social.

Ver video

Poema: INUNDACIONES

¿Qué razón puede quedar en lo más irrazonable,en eso que siempre
llamaremos corazón? ¿Qué absurda, irrenunciable co-razón orienta
una vez más el gobernalle de la sangre hacia las sirtes que lo esperan
entre espumas y naufragios?
(Julio Cortázar)

Beber el humo de las vértebras en estas piezas desclasadas,
constelar, zozobrar en los costados tuneados
que intravenan de golpe el líquido violento
y anegan las ciclónicas sienes en ese corredizo nudo de ombligos binarios.

Destrozar engranajes, desencajar las bisagras de la memoria
para coser trapecios de saliva y arrancar
los desmantelados hilos de estas crucerías rotas
alambrar arcos ciegos, hilvanar esas múltiples salidas de vía.

Acentuar falanges y encriptar arterias,
ascender infinitos peldaños de infiernos desconocidos,
cortar epidermis en estado de coma,
asentar los cables que desde el suelo se beben el rocío de nuestras muñecas
y descabalgan los cimientos de lodo que se anegan entre labios,
que inundan este conjunto de huesos, que se calcifican
en una sexta marcha sin retorno.

Arte: Busto de Antínoo de la Villa Adriana, en Tívoli, actualmente en el Louvre

Fue un joven de gran belleza, favorito y presumiblemente amante del emperador romano Adriano. Tras su muerte fue deificado y se le rindió culto. Muchos de los retratos que se hicieron de él se han conservado hasta nuestros días. Desde el Renacimiento hasta la actualidad, Antínoo ha sido muy representado en el arte, especialmente en la escultura, y su enigmática figura ha captado la atención de numerosos artistas.

Antinous Farnese (cabeza)